Ethernet a 25G

copper-ethernet-high-speed-internet

Los puertos Ethernet de 25G podrían ser los segundos en suministros y ventas dentro de cinco años. Un mercado que, según Dell?Oro Group, estará liderado por los puertos de 10 Gbps, que en 2018 generarán el 50% del volumen de negocio total de 1.700 millones de dólares con 40 millones de unidades entregadas.

Los suministros de Ethernet a 25G se están acelerando. Una buena muestra del interés creciente por esta opción es la reciente creación de un consorcio con el objetivo de promocionarla y coordinar los desarrollos. En el 25G Ethernet Consortium participan algunos de los más grandes centros de datos y compañías como Google, Microsoft, Broadcom, Arista y Mellanox. También Cisco ha manifestado su intención por sumarse a la iniciativa.

Este buen momento de 25G explica la formación por el IEEE hace unos días de un grupo de estudio dedicado específicamente a esta opción con el fin de conseguir su estandarización. Una meta que, según el IEEE, no debería llevar demasiado tiempo teniendo en cuenta que muchas de las piezas necesarias ya están disponibles, ya que el prometido estándar a 100G se compone de cuatro ‘pistas’ de 25G cada una. De hecho, el organismo cree que se podría contar con una norma de 25G en alrededor de 18 meses.

Para Dell’Oro, la tecnología 25G ya existente en 100G permite conseguir mejores eficiencias en costes que con 40G, ahorrando así dinero en los centros de datos de empresas y proveedores cloud tanto en capital como en gastos operativos. Tales eficiencias, junto al compromiso con 25G de grandes proveedores cloud como Google y Microsoft, podrían ser suficientes para frustrar las esperanzas de los que piensan en 40G como la próxima alternativa de puertos Ethernet más desplegada.

Con todo, los precios están cayendo, tanto de 10G como de 40 y 100G, por la competencia creciente entre los fabricantes de switches para el centro de datos, la aparición de marcas blancas y el poder de negociación de costes de los muy grandes proveedores de clouds públicos. Según Crehan Research, los ingresos por switches Ethernet para el data center ascenderán a 14.000 millones de dólares en 2018.