YouTube se prepara para desembarcar en TV

Todos hemos pasado algún rato sentados frente al ordenador, en solitario o con amigos y familiares y hemos visto vídeos divertidos en YouTube, o hemos buscado algún contenido que queríamos ver en ese momento. Como bien sabrás, YouTube no es la televisión. Es un servicio gratuito de vídeo bajo demanda en el que podemos alojar nuestros propios contenidos audiovisuales o buscar los contenidos de otros usuarios.

Estudio de broadcastingDesde su reciente rediseño, funciona cada día más como red social de vídeos, pues ahora podemos recomendar de forma más visible los canales de otros usuarios y que ellos nos recomienden a nosotros, valorar los vídeos y utilizar funciones renovadas como las listas de reproducción,

mal y poco utilizadas en el entorno de YouTube. Además de lo visible de cara al mundo, también han trabajado en los últimos meses en lanzar un nuevo y renovadoreporte de analíticas y un gestor de vídeos mejorado.

 

 

Que YouTube no es como la televisión es por todos conocidos. La televisión apostó por su fuerte crecimiento y le dedicó a YouTube extensos programas de zapping en los que se sucedían vídeos graciosos o impactantes, uno tras otro, en formatos televisivos de más de media hora, concebidos para rellenar esas horas de baja audiencia de las sobremesas de los fines de semana. Poner vídeos de YouTube, con una temática más o menos establecida uno detrás de otro, ya sea en nuestro ordenador, creando una lista de reproducción o generando un contenido televisivo, es una fórmula de éxito que a nadie se le escapa.

Y no sería a YouTube precisamente a quien se le escape la fórmula de su propio éxito. Aunque los programas de televisión con vídeos de YouTube están de capa caída tras una sobreexplotación del formato en la pequeña pantalla, no lo está la fórmula de continuidad de los contenidos en YouTube. En el reciente rediseño, una de las listas automáticas de reproducción de nuestro canal de YouTube es la de "Todos los vídeos subidos". Cualquier usuario que acceda a nuestro canal podría ver de forma contínua todos nuestros vídeos.

Esto está muy bien de cara al usuario o productor de contenidos, pero YouTube apuesta todavía más fuerte y está desplegando una red de 100 canales con contenidos audiovisuales profesionales, porque uno de sus objetivos, al explotar esta fórmula de éxito, es que el usuario pase más tiempo enganchado a YouTube, aumentando su media en el consumo de minutos frente a la televisión, que sigue llevándose el premio gordo en este sentido.

Si hablamos de audiencia diversificada, tenemos que hablar de YouTube. La televisión ha intentado equipararse a Internet en la selección de contenidos para audiencias y gustos concretos. La oferta televisiva en este sentido ha aumentado enormemente en los últimos años, a la par que han ido apareciendo sistemas de televisión de pago y satélite que permiten seleccionar contenidos concretos como películas o documentales para ser visualizados en el momento en el que desee el usuario. Ahora, amenazada ante la llegada de la Smart TV o la nueva generación de televisión totalmente interconectada a la red, la televisión tradicional inicia el desembarco por su cuenta en las plataformas móviles mediante aplicaciones y sitios web que permiten seleccionar los contenidos a la carta o visualizar la televisión en directo. El tema sigue siendo el mismo de siempre, y es que para subsistir tanto la televisión como el gigante Google y YouTube, necesitan a la publicidad.

YouTube, que desde sus inicios está preparado para diversificar la audiencia según los gustos de cada usuario, está reordenando su estrategia de contenidos de cara al usuario, para poder dar mayor valor a la publicidad que aparece en canales concretos dependiendo de los gustos de su audiencia. Salar Kamangar, CEO de YouTube, habla de "canalización de los contenidos". Su idea va más allá de la de diversificar la audiencia por gustos para explotar mejor la tarta publicitaria. Pretenden convertir una parte de YouTube en canales de televisión tradicional, pero de forma diferente, siempre con el objetivo de que el usuario se quede y vea más que un solo vídeo que le ha enviado un contacto.

La fórmula de la continuidad, que tanto y durante tantos años le ha dado beneficios a la televisión, llega a YouTube. De los primeros 100 canales de televisión exclusivos que irán apareciendo durante este año en YouTube, existirán contenidos creados por estrellas como Madonna, la ex estrella de la NBA Shaquille O'Neal, o Anthony Zuiker, creador de la serie CSI. Apostarán también por las noticias, pues Rupert Murdoch también proveerá de contenidos a los nuevos canales.

En cuanto a la publicidad, Kamangar lo tiene claro.

"Si ves un perro en un vídeo de skate, el CPM, coste por cada mil impresiones, es cerca de 2 dólares. Ahora bien, si tu paquetizas el vídeo como parte de un canal que está viendo un amante de los perros en un canal de skate, el vídeo mismo puede generar 20 dólares en CPM."

YouTube está dispuesto a declararle la guerra a la televisión tradicional y copiarle su fórmula de éxito de la continuidad, adaptándola con su canalización de contenidos. De un modo u otro, se está preparando para la llegada del producto estrella de su tutor Google, el Gran Hermano audiovisual Google TV.