Publificación

publificacionJeff Jarvis autor de "Y Google, ¿Cómo lo haría? inventa un nuevo termino en su libro "Partes Públicas", publificación, a la que define de la siguiente manera.

1. El acto o el hecho de compartir información, pensamientos o acciones.

2. El hecho de reunir a personas o de reunirse en torno a personas, ideas, causas o necesidades: "Congregar un público".

3. El hecho de iniciar un proceso para que sea colaborativo.

4. La ética de la transparencia.

Antes la mayoría de nosotros no teníamos que preocuparnos por la fama , ya que nunca la conseguiríamos o como mucho los quince minutos de rigor. Ahora, sin embargo, tenemos a nuestro alcance la posibilidad de vivir en público. Hoy en día nos preguntamos como personas, empresas e instituciones ¿cuándo lo público es demasiado público?¿Cuando es suficiente? Para tomar una decisión debemos calcular no sólo los riesgos de la publicación, sino sus ventajas. Aquí tenéis las ventajas que ve en la publificación Jeff Jarvis:

La publificación fomenta las relaciones. Las empresas pronto empezarán a medir su valor basándose más bien en la calidad de sus relaciones que en el coste de sus propiedades.

La publificación anula a los desconocidos. Nos ayuda a estar en contacto aunque solo sea para responder a una pregunta esporádica, seguir un enlace recomendado o ponerse al día de vez en cuando.

La publificación facilita la colaboración. Si tu valor se basa en la calidad de las relaciones, disfrutarás de numerosas ventajas al abrirte a los demás.

La publificación aumenta los conocimientos (y la generosidad ) de las personas. Cuanto más expongamos, aumentemos, analicemos y compartamos nuestro saber, más aprenderemos todos.

La publificación desmonta el mito de la perfección. La perfección es una falsa ilusión, una mentira. Es inalcanzable. Al actuar en público con todas nuestras imperfecciones, estamos eximidos del ideal de la perfección. Al rechazar la perfección como una promesa, somos libres de mejorar todavía más lo que hacemos.

La publificación acaba con los estigmas. La otra cara de la perfección son los tabúes y la publificación también puede echarlos por tierra. La publificación es un desafío. Hace falta valor para enfrentarse a las personas que te critican y te odian directamente y para plantarle cara al temor del que dirán.

La publificación garantiza la inmortalidad...o al menos el reconocimiento. Los humanos deseamos que se vinculen atributos a nuestras identidades. Queremos que se nos conozca por algo.

La publificación nos organiza. Las herramientas de Internet nos hace más fácil relacionarnos de forma innovadora: construir clubs, empresas, mercados, revoluciones e incluso nuevos tipos de gobierno.

La publificación nos protege. Cuanto más pública es una sociedad, también es más segura, debemos negociar nuestros límites mutuos.